09 noviembre 2017

PROYECTO KIVA

Los Colegios de la Diócesis Segorbe-Castellón vuelven a ser un referente a la hora de educar para formar personas. Pioneros en la implementación del Programa KIVA en la Comunidad Valenciana, quieren hacer frente a uno de los problemas más acuciantes del s. XXI: el acoso escolar. Para ello, dos de los Centros Diocesanos, el Colegio Diocesano La Milagrosa y el Seminario Menor; ambos de Segorbe, comienzan una formación para todo su equipo docente los próximos días 10 y 11 de noviembre. Dicha formación es el primer paso en una andadura cuya finalidad es mejorar la convivencia y la autoestima de los alumnos, los futuros adultos.

Los próximos días 10 y 11 de noviembre los claustros de dos de los Colegios de la Diócesis de Segorbe-Castellón, el Colegio Diocesano La Milagrosa y el Seminario Menor, realizarán un curso formativo para poder poner en marcha en sus Centros el programa KIVA.

KIVA es un programa basado en evidencias que trata de prevenir el acoso escolar y atajar su incidencia de manera efectiva. Este programa ha sido desarrollado en la Universidad de Turku, Finlandia, con financiación del Ministerio de Educación y Cultura de Finlandia. Sus desarrolladores son expertos que llevan décadas estudiando el fenómeno del acoso escolar y sus mecanismos. Gracias a un acuerdo entre la Universidad de Finlandia y McMillan Iberia, el programa está disponible para España en castellano, siendo el Colegio Escandinavo de Madrid, en 2015, el primero en poner en marcha el programa KIVA. Es ahora en 2017, cuando los Colegios de la Diócesis de Segorbe-Castellón han decidido asumir el reto y ser pioneros en la Comunidad Valenciana en la implementación de dicho programa.

El objetivo de KIVA es educar y sensibilizar a toda la comunidad educativa en una triple vertiente. En primer lugar, ayudando a los niños en su inteligencia emocional; en segundo lugar, formando a los docentes con herramientas prácticas y en tercer lugar, ofreciendo a los padres información dándoles pautas para identificar el acoso. Es por éstas dos últimas vertientes por donde los Colegios Diocesanos comienzan a dar forma al proyecto los próximos días 10 y 11 de noviembre, en los que se realizará una charla informativa a los padres y seguidamente dará comienzo el curso formativo para los docentes de ambos Centros.

KIVA se basa en tres pilares fundamentales que garantizan la efectividad del programa a largo plazo: la prevención, medida fundamental que hay que complementar con la intervención, ya que ninguna iniciativa de prevención puede hacer desaparecer el acoso definitivamente; es necesario el uso de herramientas cuando se detecta un caso de acoso escolar. Por último, la supervisión constante de la situación en la escuela y de los cambios que se van produciendo; esto es posible gracias a las herramientas en línea que incluye KIVA que, al mismo tiempo generan datos anuales en cada escuela acerca de la implementación del programa, así como de los resultados obtenidos.

El programa KIVA va dirigido a diversos grupos de edad, organizándose en tres unidades. El módulo 1, diseñado para niños de 6 a 9 años; el módulo 2, concebido para niños entre los 10 y 12 años y el módulo 3 que está dirigido a adolescentes entre 13 y 16 años. Incluye medidas tanto universales como específicas. Las medidas universales, como el currículo KIVA (lecciones para alumnos y juegos en línea) están dirigidas a todos los alumnos y se centran principalmente en prevenir el acoso escolar. Las medidas específicas son las que se utilizarán cuando se produzca un caso de acoso escolar y están dirigidas específicamente a los niños y adolescentes que han participado en el acoso, ya sea como perpetradores, como víctimas o como observadores.

La efectividad de KIVA se ha probado en numerosos estudios científicos en más de 30.00 alumnos que demuestran que el programa reduce considerablemente todos los tipos de acoso (verbal, físico, material, ciber-acoso…). Así mismo, KIVA reduce también los casos de ansiedad y depresión y tiene un impacto positivo en la percepción que los alumnos tienen de sus compañeros. Todo ello hace de KIVA un método contrastado para combatir con éxito el acoso escolar y por el que apuestan los Colegios Diocesanos, colegios comprometidos con la educación en valores y centrados en las personas.

KIVA no ha sido diseñado para ser un proyecto de un año, sino un instrumento permanente y transversal en las iniciativas para prevenir y reducir el acoso en la escuela. En definitiva, KIVA es un programa que complementa perfectamente la filosofía y la manera de actuar de los Colegios de la Diocésis de Segorbe-Castellón. Una filosofía de trabajo que mira al futuro y que quiere contribuir a formar una sociedad más justa.

Comparte esta noticia en tus redes sociales: